Torres anuncia que el decreto de subvenciones es inminente y «modélico»

El decreto permitirá que las subvenciones lleguen cuanto antes a las empresas y autónomos que lo necesiten y seguramente servirá como modelo para otras comunidades autónomas, dijo Torres en respuesta a preguntas parlamentarias.

Una parte de esa ayuda, 80 millones de euros, se repartirá en función de la acreditación de un determinado porcentaje de pérdidas con respecto a 2019, mientras que 85 millones serán para el pago del IBI por las empresas turísticas.

El presidente subrayó que estas ayudas, que siempre serán «insuficientes» para el daño económico causado por la crisis sanitaria, se suman a los 236 millones de euros en crédito ya aprobado para aplazamientos de pagos fiscales hasta octubre a las empresas.

La portavoz parlamentaria del PP, Australia Navarro, se mostró muy crítica con este nuevo anuncio del presidente después de que haya estado «meses mareando la perdiz» pero «sin soltar el dinero», mientras empresas y autónomos siguen cerrando sus puertas.

«Usted no dirige una agencia de publicidad, dirige un gobierno», así que «basta de anuncios», dijo Australia Navarro al presidente, al que propuso dejar el coche oficial y recorrer las calles para ver los carteles de venta y alquiler en locales y oficinas.

La portavoz de Ciudadanos, Vidina Espino, acusó al presidente de vivir en «el día de la marmota», porque lleva meses hablando de «una convocatoria eterna que no se llega a materializar, para desesperación de los afectados».

Consideró además que los 165 millones de euros son insuficientes si como reconoce el Gobierno ayudará solo a 20.000 empresas, mientras al resto las dejan «en la estacada».

Espino reclamó al presidente que pida al Gobierno central los 400 millones de euros que adeuda del superávit del convenio de carreteras y la aprobación del plan de rescate turístico prometido desde el verano «y del que nunca más se supo».

Torres insistió en que el decreto para regular estas subvenciones está listo para su aprobación inmediata y reivindicó que el esfuerzo que está realizando Canarias es superior al de otras comunidades autónomas, así que pidió a Australia Navarro que deje la demagogia puesto que el Gobierno sabe del sufrimiento de la gente «no más, pero tampoco menos» que el PP.

El presidente, en respuesta al portavoz de Sí Podemos, Manuel Marrero, garantizó que a estas ayudas directas podrán acogerse las empresas del sector cultural que acrediten las pérdidas requeridas en las bases e instó a este sector, al que el Gobierno seguirá respaldando, a amoldarse a los requerimientos de los fondos europeos.

En respuesta al portavoz de ASG, Casimiro Curbelo, el presidente autonómico defendió que la Unión Europea extienda la flexibilización de las reglas de estabilidad presupuestaria a 2022, porque ese será el verdadero año de la recuperación, ya que en 2021 se espera subir solo 8 puntos del PIB tras haber caído 20,1 en 2020.

La Unión Europea flexibilizó en marzo de 2020 las reglas fiscales para ese año y 2021, y de no haber sido así las comunidades autónomas y las corporaciones locales habrían tenido problemas para elaborar los presupuestos de este año, dijo Torres.

El presidente canario se mostró convencido de que todas las comunidades y ayuntamientos, así como el Gobierno central harán causa común para conseguir que la UE extienda esa flexibilización también a 2022.

Eso nos permitirá tener certidumbres presupuestarias y de no ser así, «tendríamos dificultades para mantener el estado de bienestar, las subvenciones públicas y los gastos corrientes», dijo Torres.